El art. 19, comma del decreto-ley 31 mayo 2010, n. 78, como modificado en sitio de conversión porLa ley 30 julio 2010, n. 122, ha añadido al art. 29 de la ley 27 febrero 1985, n. 52, el siguiente comma 1-bis.

“Las actas publicas y las escrituras privadas autenticadas entre vivos habiendo por objeto el transpaso, la constitución o disolusión de comunión de derechos reales sobre edificios antes existentes a exclusión de los derechos reales de garantia, deben contener , por las unidades inmobiliarias urbanas , bajo pena de nulidad, más allá de la identificación catastral, el referimiento a las planimetrias depositadas en catastro y la declaración, rendida en actas por los titulares , de la conformidad a estado de hecho de los datos catastrales y de las planimatrias , sobre la base de las disposiciónes vigentes en materia catastral: La citada declaración

Puede

ser sustituida por una atestación de conformidad otorgada por un técnico habilitado

a la

precentación de las actas de aplazamiento catastral. Antes de la estipula de las antedichas actas

el notario identifica los titutalares catastrales y verifica su conformidad con las resultancias de los

registros inmobiliarios”